Comer hígado puede ser uno de los hábitos alimenticios más saludables que alguien puede tener. La carne de hígado, con pocas calorías permite tener gran cantidad de nutrientes necesarios para nosotros: gran cantidad de proteínas, algo de vitamina C, seis de las vitaminas del grupo B, vitamina A, minerales esenciales -zinc, selenio, cobre, hierro, calcio-, omega-3 y omega-6.

  1. El beneficio más conocido es ayudar a aquellas personas que padecen anemia, por sus altos niveles en hierro.
  2. La vitamina A ayuda a mejorar el aspecto de la piel, es antioxidante, contribuye a la buena visión.
  3. Prevención del cáncer de colón.
  4. Aumento de la actividad cerebral.
  5. Aumento de la producción de hemoglobina y, por ende, se obtiene más energía diaria.
  6. El ácido fólico es importante para una correcta división celular del feto durante el embarazo.
  7. Ayuda a los fisicoculturistas y otras personas que deseen desarrollar los músculos a hacerlo con mayor rapidez.
  8. A diferencia de otras carnes, la de hígado es baja en grasa, por lo cual ayuda a las personas a perder peso.
  9. Es utilizado para prevenir la artritis y otras enfermedades que afectan a las articulaciones.

El hígado y los riñones aportan también cantidades significativas de selenio. En cuanto a las vitaminas, suelen ser similares respecto al aporte de vitamina B2, niacina, ácido fólico, pero mayor en vitamina B12.

Propiedades de la carne de hígado
Etiquetado en: